octubre 17

Cómo planchar una camiseta (para novatos)

Consejos a tener en cuenta para planchar una prenda de ropa usual

Planchar es una de la tareas domésticas más pesadas y odiadas. Seguro que a vosotros o alguno de sus amigos no les gusta coger la plancha y dejar sin arrugas las prendas recién lavadas.

Como en anteriores post, hacemos una recomendación que permita ayudar mostramos cómo planchar una camiseta para amatuers. No somos grandes expertos en la maestría de la plancha, pero sí tenemos alguna experiencia para animar a esas personas que lucen las camisetas sin planchar o que intentan dejar las camisetas bien extendidas durante el secado para evitar el mayor número de arrugas posibles.

Para planchar hay que tener en cuenta el tipo de prenda y su material. Para ello, una plancha dispone de un indicador de agua, termostato que asegura la temperatura según la prenda y sobre todo el dial de temperatura, que generalmente vinculamos al tipo de prenda (aparece el tipo de prenda y los puntitos, como los que aparecen en las etiquetas de camisas y camisetas, que indican qué temperatura debe tener).

Sin olvidar cuestiones como las mangas o estampados, que debe ser considerados a la hora de coger una plancha con una temperatura superior a cien grados.
En este vídeo dedicado a planchar planteamos una forma simple de hacer una tarea, por lo general, engorroso y esperamos que os guste. Sin olvidar anteriores vídeos que podéis ver en nuestro canal de YouTube.

Transcripción del vídeo “Cómo planchar una camiseta”:

“Bueno chicos,
Vamos a explicar cómo se plancha una camiseta. Seguramente muchos de ustedes lo saben, pero seguro que otros no. Y además, según cada casa hay un estilo de planchar diferente.

Primero de todo, vamos a ver cómo va la plancha. Antes de utilizarla, meteremos agua. Dependiendo del modelo plancha, por eso es importante mirar antes las instrucciones, puede ser agua del grifo o agua destilada. Dependiendo de la marca y de cómo esté estructurada.

Después verán que también hay una ruedecita. En función de si quieren más o menos vapor y los botones para el agua.

En el interior central de la plancha, la ruedecita (el dial de control de temperatura) marca el tipo de planchado qué queremos hacer. Va desde seda o lino hasta algodón. Por ejemplo, la mayor parte de prendas que tienen un mayor componente de algodón, suele representarse con los dos puntitos (también muy corriente poner en nivel tres, la más alta, depende del tejido y componentes). Entonces, según marca la flecha, ponemos dos puntitos porque lo que vamos a planchar es de algodón. Después también en función del material le podemos poner más o menos vapor. Eso ya en función de las instrucciones que indique la plancha de cada marca.

El paso siguiente es la camiseta. Aquí lo vamos a hacer encima de una mesa que no es el método más ortodoxo. Normalmente lo hacemos sobre una tabla de planchar porque es lo más acorde. Así evitamos que al planchar por una parte, queden arruguitas en el reverso cuando pasemos otra vez la plancha. ¡Y otro truco! Normalmente las camisetas suelen tener algún tipo de letras o estampado. En este caso como está impreso, no hay problema en pasarle la plancha por encima. Si tiene algún tipo de estampado, lo mejor es planchar del reverso la camiseta o ponerle un papel o un pañuelo encima.

Entonces, siempre con la camiseta bien estirada podemos hacer rectos y en las puntas también circulitos para evitar que quede cualquier tipo de arruga.

Siempre intentándola estirar sobre todo porque si planchas encima de una mesa, no quede ninguna arruguilla en el reverso.

Puede ser de una forma horizontal o vertical como ahora mismo estoy haciendo. Siempre según la dirección. También se puede hacer, según el gusto de la persona, de forma horizontal de la camiseta y con una dirección de delante para atrás y acompañarla con algún tipo de circulito. Esto según el gusto de cada uno. Siempre intentando que esté bien estirada, si después queda alguna arruguita por ejemplo cerca de las costuras, se puede volver a pasar y no pasa nada. ¡Qué aquí quién les habla tampoco es que sea un experto! He aprendido sobre la marcha y con la convivencia.

Aquí cómo pueden ver, el dibujo está impreso y no pasa nada por pasar la plancha por encima. Si estuviera impreso, se corre el riesgo de que se despegue y quede en el hierro de la plancha parte del plástico del dibujo o las letras.
Otro factor importante, son las mangas. Intentemos que estén lo más estiradas posible. Suele haber una conjunción de varias costuras sobre todo desde lo que es el tronco y al lateral de la axila y a veces nos puede quedar alguna pequeña arruguita. Aquí lo que hago yo es mover la punta en círculos para evitar cualquier tipo de arruga. Se estira un poco, así con movimientos un poco circulares y así evitamos cualquier arruga. Y además, acabamos en un momento. Porque todo bien estirado evitamos cualquier tipo de arruga en el reverso y nos ahorramos tiempo para intentar deshacer la arruga que te puede quedar en el reverso cuando planchas sobre una mesa.

Cuando sean camisas, muchas cuidado en la zona del cuello. Intenten plancharla con el cuello vuelto hacia arriba y sobre todo siguiendo las líneas de las costuras porque es muy fácil que se arrugue especialmente en las camisas de lino.
Ha quedado una camisa que no es un planchado profesional ni de lavandería pero yo creo que aceptable para meterla en una maleta o vestirte en el momento. Un planchado para ponerse una prenda de urgencia en un momento dado.”

 

Etiquetas: , , , ,
Copyright © 2014. All rights reserved.

Publicado octubre 17, 2014 por Maite en la categoría Hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>